¿A qué nos referimos con el trastorno de los pies cavo?

Un pie cavo es un tipo de deformidad que se da en esta extremidad a través de la cual se produce una anómala elevación situada en la bóveda de la propia planta. En términos científicos, lo que está ocurriendo es que se ha producido un arco plantar mucho más elevado de lo que se podría llegar a considerar como normal.

¿Exactamente eso en que nos afecta?

Básicamente, los principales efectos de los pies cabos es el hecho de producirse diferentes agarrotamientos en los dedos que puedan hacer que sea complicado de moverlos; además, se puede dar el caso de que se reflexionen hacia dentro y esto, a su vez, pueda incurrir en la disminución del tamaño del propio pie.

Aunque estas son las primeras consecuencias los pies cavos, también podemos encontrar algunas mucho más graves.
Afecta a toda la población por igual: normalmente suele iniciarse entre las edades comprendidas entre los 8 y los 12 años, aunque hay algunos casos más extremos en donde los pacientes pueden llegar a experimentar este problema desde el nacimiento.
Para poder combatir el dolor de los pies cavos, a continuación vamos a ver algunos de los tratamientos más habituales.

pies-cavos-vs-pies-normales

Pie cavo tratamiento

Acude a un especialista:

En el momento en el que experimentemos alguno de los síntomas, será de vital importancia que recurramos a la presencia de un especialista para que pueda determinar el grado de pie cavo que tenemos y el mejor tratamiento para poder resolverlo.

Tienes que saber que se trata de una dolencia que afecta a muchas personas, pero en síntomas que no siempre son detectables. Si experimentas cualquier tipo de problema anómalo en esta zona, ponte en contacto con el especialista ya.

Realiza ejercicios:

Aunque realmente el tratamiento que se puede llegar a ofrecer dependerá de cada paciente y de cada tipo de caso asignado, lo cierto es que se suele recomendar hacer ejercicios de estiramientos musculares.

Es una buena manera de conseguir que el pie vaya recuperando esa cierta flexibilidad que ayudará a solucionar el problema o, por lo menos, a poder minimizar sus efectos.

Calzado y la plantilla adecuada:

También se suelen recomendar tratamientos basados en utilizar un calzado ortopédico adecuado con plantillas para pies cavos que también ayudan a minimizar el problema.

Una de las principales ventajas de este calzado y de las “plantillas para pie cavo” es que conseguirán que de la estabilidad y el apoyo que pueden requerir en esta situación tan complicada.

Por si te estás preguntando por los precios de las plantillas para pies cavos, tienes que saber que no podemos ser muy precisos en este ámbito porque existen diferentes tipos en función de cada caso en especial.

Sin embargo, debido a lo mucho que a evolucionado la tecnología y la competencia en este sector, ya te adelantamos que vas a encontrar unos precios tan reducidos que se ajustarán a lo que has estado buscando.

Por otra parte, en el interior de los calzados ortopédicos se suelen añadir unas pequeñas cuñas o almohadillas que han sido específicamente diseñadas como para poder aliviar el dolor en ciertas zonas. De esta manera, conseguiremos hacer presión en ciertas partes específicas y, de esta manera, poco a poco favorecemos la corrección del problema.

anatomia-pies-cavos

Casos extremos:

Desgraciadamente también nos encontramos algunos casos en donde ni los ejercicios de flexibilidad, ni las plantillas parecen surtir ningún efecto. En este caso, tan sólo nos quedará el tratamiento quirúrgico.

Se conoce a nivel científico como osteotomía y tiene el objetivo de poder eliminar la parte del hueso que está imposibilitando la flexibilidad adecuada. De esta manera, se puede corregir la deformación.

No obstante, debido a todo lo que puede implicar una operación de esta índole, siempre se recomienda como último recurso. El especialista probará con los métodos que hemos descrito anteriormente; irá haciendo un seguimiento de manera continua con el objetivo de determinar si están o no haciendo efecto.

Después de ir avanzando con los diferentes tratamientos, si no consigue el resultado que esperaba, entonces recomendara al paciente que se pueda llegar a someter a la intervención quirúrgica citada.

Y estas son algunas de las fórmulas para poder tratarlos los pies cavos; eso si, tienes que saber que este artículo tan sólo tiene la finalidad de informarte sobre los principales tratamientos. En ningún momento sustituya la presencia del médico; aunque ya lo hemos dicho anteriormente, pero volvemos a repetir: si experimentas cualquier síntoma relacionado con este trastorno, será de vital importancia que acudas al especialista para que te pueda recomendar un tratamiento adecuado en base a tu situación.

Iniciando el tratamiento cuanto antes, podrás minimizar el problema y no te hará falta iniciar un tratamiento tan agresivo como, por ejemplo, una operación quirúrgica.

Si quieres comprar plantillas para pies cavos, aquí tienes unas cuentas:

plantillas ortopédicas